cerrar-sesion editar-perfil marker video calendario monitor periodico fax rss twitter facebook google-plus linkedin alarma circulo-derecha abajo derecha izquierda mover-vertical candado usuario email lupa exito mapa email2 telefono etiqueta

El WC sin agua de Gates

Escrito por Silvia Martin el 17 noviembre, 2018 en Noticias
no hay comentarios Haz tu comentario
Imagen de logotipo de facebook Imagen de logotipo de Twitter Imagen de Logotipo de Google+ Imagen de logotipo de Linkedin

El filántropo multimillonario estadounidense Bill Gates presentó en Pekín (China) un inodoro que no necesita agua ni sistema de alcantarillado y que utiliza productos químicos para convertir los desechos humanos en fertilizantes. El inodoro, que según indicó Gates está ya listo para la venta después de años de desarrollo, es una creación de proyectos de investigación financiados por la Fundación Bill y Melinda Gates, la organización de filantropía privada más grande del mundo. Existen múltiples diseños del inodoro, pero todos trabajan separando los residuos líquidos y sólidos.

“El inodoro actual simplemente envía los desechos al agua, mientras que estos inodoros no tienen alcantarillado. Se llevan tanto los líquidos como los sólidos y hacen trabajo químico en ellos, incluida la quema en la mayoría de los casos”, afirmó Gates. Comparó el cambio de los inodoros tradicionales a los modelos sin agua, similar al desarrollo en computación en la época en que fundó Microsoft a mediados de los años 70: “En la forma en que una computadora personal es una especie de autocontenida, no es algo gigantesco, podemos hacer este procesamiento químico a nivel doméstico”.

A causa de la sanidad deficiente mueren medio millón de niños menores de cinco años al año y le cuesta al mundo más de 200.000 millones de dólares al año en costes de atención médica y pérdida de ingresos, según denuncia la fundación. La entidad de Gates ha comprometido aproximadamente 200 millones de dólares para este proyecto de inodoros y espera gastar la misma cantidad nuevamente antes de que los inodoros sean viables para una distribución a gran escala. “Este año, el volumen de inodoros estará literalmente en unos 100”, aseguró Gates.

Durante su discurso en el evento de Pekín, Gates levantó un frasco de heces humanas para ilustrar la importancia de mejorar el saneamiento. “Es un buen recordatorio de que (en el frasco) podría haber 200 billones de células de rotavirus, 20.000 millones de bacterias ‘Shigella’ y 100.000 huevos de gusanos parásitos”, describió.

Es la primera vez que la fundación de Gates se dirige a un evento en China, donde el presidente Xi Jinping está promoviendo una “revolución de inodoros” en tres años para construir o mejorar 64.000 baños públicos para 2020 con el objetivo de ayudar a impulsar el turismo y el crecimiento económico.

Durante el evento, Gates comentó que el siguiente paso para el proyecto es presentar el concepto a los fabricantes. El multimillonario espera que el mercado para los inodoros supere los 6.000 millones de dólares en 2030.

Por otra parte, a Fundación Bill y Melinda Gates va a donar unos 174 millones de euros (200 millones de dólares) para el Global Financing Facility (GFF), fondo global dedicado a salud materna, neonatal e infantil. Este dinero se suma a los 65 millones (75 millones de dólares) que la organización dio en el año 2015 para su puesta en marcha.

“Es una inversión en capital humano. Que rápidamente mostrará resultados significativos y medibles. Si inviertes en personas, es decir, en el capital humano, obtendrás un crecimiento asombroso en tu país”, ha asegurado la copresidenta de la Fundación, Melinda Gates.

El GFF, dirigido por el Banco Mundial, se creó para ayudar a los países pobres a cambiar la forma en la que financian la salud con el fin de alentar la inversión a largo plazo en políticas que pueden salvar vidas. Para ello, se enfoca en intervenciones de alto impacto como el acceso a anticonceptivos, servicios de maternidad y nutrición infantil y neonatal.

De hecho, los expertos mundiales en salud dicen que estas áreas a menudo carecen de fondos suficientes, lo que provoca la muerte de más de cinco millones de mujeres y niños cada año por causas evitables. “Revertir esa falta de fondos permitiría a los países hacerse cargo de su futuro demográfico, reducir la dependencia de la ayuda externa y construir poblaciones saludables y trabajadoras en economías en crecimiento”, ha dicho Gates.

La GFF está trabajando actualmente con gobiernos de 27 países pobres y en desarrollo, si bien desea extender su alcance en el año 2050 a otros 23 países con las tasas más altas de muertes prevenibles en mujeres, niños y adolescentes.

Un estudio publicado el mes pasado en la revista ‘BMJ Global Health’ encontró que si la GFF pudiera recaudar más de 1.740 millones de euros (2.000 millones de dólares) en fondos de reposición podría expandirse a 50 países y, por ende, salvar la vida de hasta 35 millones de personas.

Etiquetas

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Debes haber iniciado sesión para comentar una noticia.