cerrar-sesion editar-perfil marker video calendario monitor periodico fax rss twitter facebook google-plus linkedin alarma circulo-derecha abajo derecha izquierda mover-vertical candado usuario email lupa exito mapa email2 telefono etiqueta

Israel, siempre Israel – Biomed 2016

  • EspaA�a fue la gran ausente de Biomed 2016, un evento cientA�fico-empresarial en Israel, frente a las 32 empresas que llevA? Dinamarca

  • En Biomed han estado presentes las principales entidades de transferencia tecnolA?gica de las Universidades israelA�es, empresas farmacA�uticas, incubadoras tecnolA?gicas y fondos de inversiA?n

Escrito por José María Fernández-Rúa el 1 noviembre, 2016 en Reportajes
no hay comentarios Haz tu comentario
Imagen de logotipo de facebook Imagen de logotipo de Twitter Imagen de Logotipo de Google+ Imagen de logotipo de Linkedin

No encuentro palabras para explicar la impresiA?n que me ha producido volver al Instituto Weizmann, en las proximidades de Tel Aviv, y a la Universidad hebrea de JerusalA�n cuarenta y dos aA�os despuA�s de conocer sobre el terreno el entusiasmo y la fuerza de muchos cientA�ficos que, ya entonces y tambiA�n ahora, trabajan en sus distintos centros. En 1974 aceptA� la invitaciA?n del Gobierno israelA� para visitar el paA�s y ver la realidad cientA�fica que luego se ha impuesto en todo el mundo. Ahora, los organizadores de esta nueva visita, con fuerte protagonismo del Ministerio de Exteriores, me miraban con sorpresa cuando recordaba ese primer encuentro con cientA�ficos de este pequeA�a pero enorme naciA?n, que vio ya entonces la importancia de apoyarse en la investigaciA?n y la innovaciA?n para situarse en los primeros puestos del mundo a�� En esta ocasiA?n he tenido la oportunidad de reunirme con mA?s cientA�ficos-empresarios y ver, de nuevo, a la profesora Ruth Arnon, descubridora, en este parA�ntesis, de la primera droga para combatir la Esclerosis MA?ltiple, el copaxone. Muchos de estos gestores-investigadores tendrA?n pronto presencia en Europa y, en concreto, en EspaA�a. Hasta ahora centraron su atenciA?n en Estados Unidos, de donde viene la mayor financiaciA?n para investigar junto con los fondos oficiales, y de grandes mercados como China e India. En estas pA?ginas se recoge un resumen del encuentro Biomed, con alta participaciA?n de empresas biotecnolA?gicas de todo el mundo y de algunos avances biomA�dicos registrados recientemente en Israel.

EspaA�a fue la gran ausente de Biomed 2016, un evento cientA�fico-empresarial en Israel, frente a las 32 empresas que llevA? Dinamarca

El gigantesco hotel David Intercontinental acogiA? este evento cientA�fico, patrocinado por compaA�A�as multinacionales farmacA�uticas y locales asA� como por fondos de inversiA?n y por el Gobierno de Israel. A lo largo de varios dA�as tuvieron lugar mA?s de un centenar de conferencias de destacados investigadores y altos directivos de empresas privadas de ciencias de la vida, biomedicina, biotecnologA�a, farmacologA�a, bioquA�mica, sanidad digital, robA?tica y plataformas de big data. LA?gicamente las starups tuvieron una presencia especial en este evento que tuvo una organizaciA?n de matrA�cula de honor.

Hay que destacar la presencia de las principales entidades de transferencia tecnolA?gica de las Universidades israelA�es (Yissum, Ramot, T3), empresas farmacA�uticas ( Pfizer, Teva, Novartis, entre otras), incubadoras tecnolA?gicas y fondos de inversiA?nA� (BioJerusalen, OurCroud, Trendlines Medical, Pitango, etc) junto con directivos de compaA�A�as especializadas en el desarrollo de molA�culas y ensayos clA�nicos. Paralelamente se habilitA? un espacio en Biomed para desarrollar encuentros B2B que organizaban entre sA� los propios participantes a travA�s de la plataforma on line facilitada por IATI Biomed 2016. TambiA�n tuvo lugar un concurso para starups, donde diez compaA�A�as presentaron sus ideas a una audiencia muy especializada.

Si bien paA�ses como Italia, BA�lgica, Dinamarca y Francia tuvieron expositores propios, en los que arroparon a sus respectivas delegaciones de empresas, EspaA�a fue la gran ausente de este evento cientA�fico-empresarial en el que, incluso, la ciudad estadounidense de Akron, en el estado de Ohio, tuvo fuerte presencia para atraer inversiA?n israelA� a travA�s de una aceleradora que desarrolla proyectos bilaterales entre los dos paA�ses. Merece la pena subrayar la presencia danesa: 32 empresas de este paA�s nA?rdico participaron en Biomed.

Imagino que nuestra Embajada en Tel Aviv elevarA�a un informe al Ministerio de Asuntos Exteriores sobre este encuentro. Posiblemente serA? leA�do por unos pocos altos funcionarios, sin capacidad de decisiA?n polA�tica. Y asA� seguiremos, a la cola de todos pero con unos polA�ticos, de cualquier signo, que se les llena la boca de repetir hasta la saciedad que la I+D+i es muy importante. Pero con el denominador comA?n de no hacer nada. Dicho esto, sigamos con la descripciA?n de algunas de las novedades presentadas en Biomed.

En Biomed han estado presentes las principales entidades de transferencia tecnolA?gica de las Universidades israelA�es, empresas farmacA�uticas, incubadoras tecnolA?gicas y fondos de inversiA?n

Como quedA? constancia, la industria de las ciencias de la vida se enfrenta a varios grandes desafA�os: incremento de los costes en el A?mbito del cuidado de la salud; envejecimiento de la poblaciA?n y el aumento de enfermedades crA?nicas. Como seA�alan diversos analistas, estas circunstancias obligarA?n a este sector a desarrollar nuevas lA�neas de investigaciA?n, asA� como tecnologA�a y modelos de negocio, innovando siempre para adaptarse a las nuevas demandas y condiciones del mercado.

En Biomed se hablA? de la promesa de la inmuno oncologA�a, de desA?rdenes neurolA?gicos, de diagnA?sticos personalizados y medicina de precisiA?n, de robA?tica y de terapia gA�nica, entre otros temas relevantes como la gestiA?n de grandes volA?menes de datos. Este recurso es de gran utilidad tanto en investigaciA?n como con pacientes. La utilizaciA?n de los anA?lisis Big Data se traduce en diagnA?sticos mA?s concretos, junto con planes de acciA?n personalizados, entre otras ventajas para los pacientes y clA�nicos.

WEIZMANN, VENTANA AL FUTURO

Situado entre Tel Aviv y JerusalA�n, en la localidad de Rehovot, el Instituto Weizmann es un ejemplo a tener en cuenta. Lleva el nombre del primer presidente de Israel, Chaim Weizmann, un prestigioso quA�mico, nacido en la Rusia de los Zares que emigrA? a Alemania y Suiza donde se formA? en esta disciplina cientA�fica. En Suiza participA? activamente en la creaciA?n del movimiento sionista, partidario de crear un Estado nacional judA�o en Palestina, siguiendo las ideas de Theodor Herzl.

La ciudad universitaria del Instituto se extiende sobre aproximadamente 125 hectA?reas, y comprende mA?s de un centenar de edificios con una superficie edificada total de alrededor de 155.000 metros cuadrados, donde se han construA�do decenas de residencias para cientA�ficos.

Las investigaciones bA?sicas de los cientA�ficos del Instituto abarcan toda la gama de las Ciencias de la Naturaleza y las Ciencias Exactas: Ciencias de la Vida, QuA�mica, FA�sica, MatemA?ticas y Ciencias de la ComputaciA?n. A lo largo del tiempo, los investigadores ampliaron los conocimientos en estas A?reas, crearon campos de investigaciA?n nuevos y combinaron ciencias tradicionales generando nuevos caminos de investigaciA?n multidisciplinaria obteniendo resultados sorprendentes y motivadores.

El viaje de exploraciA?n condujo a los cientA�ficos del Instituto a mA?ltiples descubrimientos que mejoran la calidad de nuestra vida: medicinas para el cA?ncer y otras enfermedades, vacunas, sistemas de codificaciA?n y decodificaciA?n, tecnologA�as que forman la base de la industria de polA�meros, pantallas digitales avanzadas para pilotos y cirujanos, amniocentesis que se emplea para determinar las caracterA�sticas genA�ticas de fetos y mA�todos de cultivo de semillas de plantas comestibles protegidas contra diversas plagas.

Todos estos y otros descubrimientos surgieron gracias a la curiosidad, la perseverancia y el talento de los cientA�ficos del Instituto Weizmann de Ciencias.

Llegados a este punto recordamos que, entre los medicamentos desarrollados en el Instituto y que ya estA?n aprobados para su uso en diversos paA�ses, figura la primera molA�cula, con licencia internacional israelA�, Copaxone, para el tratamiento de la Esclerosis MA?ltiple, fabricado y comercializado por la compaA�A�a Teva, un remedio adicional para la Esclerosis MA?ltiple. La autora del hallazgo es la profesora Ruth Arnon que, todavA�a hoy, con mA?s de ochenta aA�os, acude diariamente a su Instituto de InvestigaciA?n, del Weizmann. Otra molA�cula es Rebif, fabricada y comercializada por Merck Serono, para brotes de esclerosis mA?ltiple, y un nuevo compuesto de vacuna contra el virus de la Hepatitis B, que fue desarrollada y comercializada por General Biotech. Un procedimiento original para injertar mA�dula A?sea de un donante incompatible yaA� estA? siendo utilizado en varios hospitales en Israel y en el mundo, asA� como tambiA�n una tA�cnica avanzada y no intrusiva para diferenciar entre tumores cancerosos y tumores benignos, mediante resonancia magnA�tica.

En agricultura, los cientA�ficos desarrollaron diversas variedades de cultivos mejorados: trigo rico en proteA�nas y de gran rendimiento, melones que maduran mA?s rA?pido, pepinos a�?Dalilaa�? resistentes a enfermedades, etc. La mayorA�a de estos productos se fabrican en Israel y se venden en todo el mundo en miles de millones de dA?lares al aA�o, generando ingresos sustanciales de divisas para el paA�s.

EL ORIGEN, EN LOS AA�OS 30

Los orA�genes de la instituciA?n estA?n enraizados en el Instituto de InvestigaciA?n Daniel Sieff, fundado en 1934 con una donaciA?n de Israel y Rebeca Sieff, de Londres, quienes deseaban honrar de esta manera la memoria de su hijo Daniel. Quien promoviA? el

establecimiento del Instituto Sieff, el alma de vida de sus actividades cientA�ficas y su primer presidente fue Chaim Weizmann, quA�mico de renombre mundial que encabezA? el Movimiento Sionista y como ya hemos dicho fue el primer presidente de Israel.

En noviembre de 1944, con el consentimiento de la familia Sieff, se decidiA? que el Instituto servirA�a como base de un organismo cientA�fico de gran envergadura que llevarA�a el nombre de Chaim Weizmann. AsA�, el 2 de Noviembre de 1949, para conmemorar los 75 aA�os del doctor Weizmann, el instituto Sieff fue refundado con el nombre de Instituto Weizmann de Ciencias. Desde entonces ha marcado numerosos hitos y cumple un papel central en el desarrollo del estado de Israel. Los cientA�ficos del Instituto fueron pioneros en el estudio del cA?ncer en Israel, diseA�aron y construyeron la primera computadora electrA?nica en Israel, y una de las primeras en el mundo. Fueron los primeros que fundaron un Departamento de FA�sica Nuclear junto al cual se construyA? un acelerador de partA�culas; los primeros en establecer una asociaciA?n para transmitir conocimientos acadA�micos a la industria, lo que ha llevado al establecimiento de un parque industrial cientA�fico contiguo al Instituto.

El Instituto ha sido tambiA�n pionero en el estudio del cerebro, de la nanotecnologA�a y la investigaciA?n en el campo de la explotaciA?n eficaz de la energA�a solar.

Las investigaciones de los cientA�ficos del Instituto condujeron al desarrollo y producciA?n del primer medicamento israelA� comercializado mundialmente;al desarrollo de nuevos lenguajes de computaciA?n; al descubrimiento de la estructura espacial tridimensional de diversas molA�culas biolA?gicas, entre ellas aquellas que cumplen una funciA?n central en la enfermedad de Alzheimer. Inventos en el campo de la A?ptica condujeron al desarrollo de productos novedosos, como pantallas digitales avanzadas utilizadas por pilotos y mA�dicos.

En este dilatado recuerdo hay que mencionar tambiA�n las investigaciones realizadas en el Instituto que han conducido al desarrollo de mA�todos para separar isA?topos, aplicados en distintos lugares del mundo; al descubrimiento e identificaciA?n de genes implicados en la generaciA?n de enfermedades; al desarrollo de mA�todos avanzados para injertar tejidos del feto, y al desarrollo de una computadora nanobiolA?gica que, en un futuro no muy lejano, pueda actuar en las cA�lulas del cuerpo, identificar enfermedades y detenerlas a tiempo.

El Instituto estA? dividido en cinco Facultades: MatemA?ticas y Ciencias de la ComputaciA?n, FA�sica, QuA�mica, BioquA�mica y BiologA�a. Las Facultades estA?n divididas en 17 Departamentos cientA�ficos, a los que hay que aA�adir la Escuela de Graduados Feinberg, entidad acadA�mica del Instituto, que prepara estudiantes de investigaciA?n para tA�tulos de maestria y doctorado en ciencias.

AsA� las cosas, el Instituto Weizmann constituye un lugar de encuentro entre cientA�ficos de diversos campos de investigaciA?n, lo que conduce al desarrollo de colaboraciones interdisciplinarias y a la creaciA?n de nuevas A?reas de investigaciA?n. Para estimular tales actividades creativas, el Instituto estableciA? unos 50 institutos y centros de investigaciA?n multidisciplinarios, que en su mayorA�a constituyen marcos intelectuales.

Estos institutos y centros promueven actividades en campos tales como la investigaciA?n del cerebro, investigaciA?n del cA?ncer, nanotecnologA�a, energA�as alternativas, fA�sica experimental, fA�sica biolA?gica, ciencias del ambiente, investigaciA?n de las enfermedades autoinmunes, investigaciA?n de las cA�lulas madre, ciencias de las plantas, fotosA�ntesis, genA�tica, etc.

EL FACTOR HUMANO

Cuando se estableciA? el Instituto de InvestigaciA?n Daniel Sieff, el equipo del Dr. Weizmann estaba integrado por sA?lo diez cientA�ficos. Actualmente trabajan en el Instituto mA?s de 2.600 personas. De ellos, unos 1.000 son cientA�ficos y miembros de los grupos de investigaciA?n; aproximadamente 1.000 son estudiantes de investigaciA?n; hay 220 investigadores post-doctorales y unos 400 empleados administrativos.

En el Instituto funcionan alrededor de 250 grupos de investigaciA?n, encabezados por investigadores principales y profesores, de los cuales alrededor de 100 son nacidos en Israel, mientras que los demA?s llegaron a Israel y al Instituto procedentes de 28 paA�ses (AfganistA?n, Alemania, Argentina, Armenia, Austria, BA�lgica, CanadA?, Chile, Colombia, Estados Unidos, Francia, Holanda, HungrA�a, Inglaterra, IrA?n, Irak, Italia, KazajstA?n, Marruecos, MA�xico, Polonia, Rumania, Rusia, SudA?frica, Suiza, TurquA�a, Ucrania y Uruguay).

Cada aA�o visitan y trabajan en el Instituto alrededor de 500 cientA�ficos invitados, procedentes de decenas de paA�ses de todo el mundo. El Instituto organiza cada aA�o aproximadamente 25 congresos cientA�ficos internacionales. El presupuesto anual del Instituto equivale a unos 200 millones de dA?lares. Alrededor de un tercio del presupuesto proviene de adjudicaciones del Gobierno de Israel. El resto proviene de subvenciones y donaciones.

Un pilar fundamental en el Instituto Weizmann es la empresa Yeda, que opera en el desarrollo de aplicaciones industriales basadas en los descubrimientos de los cientA�ficos del Instituto, fue establecida en 1959. Desde entonces, ha participado en el registro de unas 1.400 familias de patentes. Desde 1973, Yeda ha suscrito 169 acuerdos con

empresas israelA�es para la explotaciA?n de las diversas patentes, y ha creado 42

empresas (21 de las cuales fueron establecidas a partir del aA�o 2000).

VERSIA�N COMAsN DE ENFERMEDAD RARA

Entre los muchos logros biomA�dicos conseguidos en el seno del Instituto Weizmann, he elegido el siguiente porque abre la puerta a diagnosticar y tratar un elevado nA?mero de sA�ndromes autoinmunes.A�

Una enfermedad hereditaria autoinmune que era considerada extremadamente inusual podrA�a tener una versiA?n menos severa que afectarA�a a una de cada 1,000 personas o incluso mA?s, segA?n los resultados de la investigaciA?n llevada a cabo entre cientA�ficos delA� Instituto Weizmann y de la Universidad noruega de Bergen, que fueron publicados 3en a�?Inmunitya�?. Los resultados de este trabajo sugieren que un nA?mero de distintas enfermedades y sA�ndromes autoinmunes podrA�an estar relacionados con mutaciones en un solo gen. Entre otras cosas estos resultados, en conjunto con otra investigaciA?n en el laboratorio del Weizmann, podrA�an ayudar a obtener nuevos mA�todos para diagnosticar y tratar los desA?rdenes autoinmunes.

La versiA?n poco comA?n del sA�ndrome poliendA?crino autoinmune de tipo 1, es recesiva. Aparece cuando un niA�o hereda dos copias mutantes del Gen Regulador Autoinmune (AIRE), causando una devastadora constelaciA?n de problemas mA�dicos que abarcan desde ataques y destrucciA?n de varios tejidos y A?rganos hasta infecciones crA?nicas. Como todas las enfermedades autoinmunes, surge cuando las cA�lulas inmunitarias del cuerpo confunden lo a�?propioa�? con lo a�?extraA�oa�?, atacando los tejidos del propio cuerpo. El Dr. Jakub Abramson, del Departamento de InmunologA�a del Instituto Weizmann, explica que la razA?n por la cual el malfuncionamiento del gen AIRE puede afectar a tantos A?rganos estA? relacionada a su funciA?n A?nica de prevenir tales ataques autoinmunes, supervisando el entrenamiento de las cA�lulas inmunitarias para ignorar nuestros propios antA�genos y sA?lo atacar aquellos de los patA?genos invasores.

Este gen se expresa casi exclusivamente en un solo A?rgano, el timo. En este pequeA�o A?rgano, las cA�lulas T – a�?fuerzas especialesa�? del sistema inmunitario – son sometidas a una especie de a�?entrenamiento bA?sicoa�? antes de ser liberadas al flujo sanguA�neo donde cumplen un papel defensivo. En el timo, el AIRE opera en cA�lulas poco comunes llamadas cA�lulas epiteliales tA�micas medulares (mTECs), que funcionan como a�?examinadoresa�?, verificando y asegurA?ndose de que las cA�lulas T no reaccionen ante ninguno de los miles de antA�genos propios producidos naturalmente en el cuerpo. Las mTECs hacen esto al crear una amplia biblioteca de expresiA?n gA�nica, expresando casi todos los genes del genoma, y probando la reacciA?n de las cA�lulas T ante cada uno de ellos. Cualquiera que ataque a un antA�geno propio es eliminada en el timo, antes de que llegue a los otros A?rganos. Como su nombre lo sugiere, el gen AIRE estA? a cargo de todo este proceso, controlando la expresiA?n de miles de genes de antA�genos propios, por ejemplo, la insulina, dentro del timo.

Claramente, las personas portadoras de la mutaciA?n en las dos copias del gen AIRE sufren de un sA�ndrome autoinmune severo, pero A?quA� sucede con aquellas que sA?lo tienen una copia mutante del gen AIRE? La sabidurA�a mA�dica comA?n dice que la enfermedad es recesiva, lo que significa que los sA�ntomas sA?lo surgen si las dos copias del gen AIRE son mutantes. Abramson y el Dr. Eystein S. Husebye de la Universidad de Bergen, desafiaron esta teorA�a aceptada por la comunidad cientA�fica y demostraron que incluso una copia mutante del gen AIRE puede ser suficiente para afectar su funciA?n y causar la devastadora autoinmunidad. Esto se debe a que las proteA�nas AIRE se ligan una a la otra, formando un complejo activo y, como en otros casos similares, una mutaciA?n especA�fica en una copia es suficiente para alterar la funciA?n del complejo entero, en una manera denominada dominante.

El estudio surgiA? de una observaciA?n clA�nica inusual en el laboratorio de Husebye, en la que un paciente sufrA�a de un sA�ndrome autoinmune que sugerA�a mutaciones recesivas del AIRE. Sin embargo, cuando el gen fue analizado encontraron mutaciones en una sola copia. El grupo estudio a los hijos del paciente: aquellos que portaban sA?lo una copia mutada tambiA�n desarrollaron el desorden autoinmune, pero menos intensamente y con sA�ntomas distintos al del sA�ndrome recesivo de disfunciA?n del AIRE. Abramson y Husebye supusieron que aquellas mutaciones dominantes del AIRE podrA�an ser una causa comA?n de desA?rdenes autoinmunes. Para contestar a esta pregunta, los dos grupos hicieron varios experimentos en el laboratorio y analizaron datos mA�dicos que habA�an sido colectados de familias en Noruega, Finlandia y Rusia, que sufrA�an de varias formas de autoinmunidad. AsA� descubrieron que varias, pero no todas las personas cuya informaciA?n genA�tica revelaba mutaciones en sA?lo una copia del gen, habA�an sido diagnosticadas con varios sA�ndromes y desA?rdenes autoinmunes.

Investigaciones posteriores revelaron que sA?lo mutaciones en ciertos sitios del gen AIRE le confieren dominancia sobre el gen sano. Sin embargo, de manera interesante el gen sano no es completamente anulado: la versiA?n dominante de la enfermedad es menos severa, surge en una etapa mA?s avanzada de la vida del paciente y puede afectar a menos A?rganos que la versiA?n recesiva en la cual ambas copias estA?n mutadas.

A?CuA?ntas personas podrA�an estar padeciendo de la versiA?n dominante de la enfermedad autoinmune de la mutaciA?n del AIRE? Basados en los datos genA�ticos disponibles, los investigadores estiman que al menos una de cada 1,000 personas podrA�a ser portadora de la mutaciA?n. a�?Una versiA?n dominante del malfuncionamiento del AIRE podrA�a explicar el mecanismo de varias enfermedades autoinmunesa�?, asegura Abramson.

En otra investigaciA?n sobre este gen, publicada en a�?Nature Immunologya�?, Abramson y su grupo descubrieron que el regulador maestro es, a su vez regulado, por otro: el gen Sirt1. Esta familia de genes estA?n activos en todas las partes del cuerpo y una investigaciA?n reciente ha mostrado que se relacionan con el metabolismo, la longevidad y la fertilidad. Abramson y su grupo observaron que las mTECs tienen niveles excepcionalmente altos de proteA�nas Sirt1, alrededor de cien veces mA?s que el promedio. En otras palabras, las mTECs son las principales cA�lulas en las que se expresa Sirt1 en todo el organismo. Un estudio mA?s detallado revelA? que Sirt1 se encuentra ahA� para asegurar que la proteA�na AIRE sea activada; Sirt1 remueve un grupo quA�mico de la estructura del AIRE, iniciando el proceso de expresiA?n gA�nica de las mTECs.

Esta asociaciA?n entre los dos genes podrA�a esclarecer las causas de varias enfermedades autoinmunes, por ejemplo, la diabetes tipo 1, que se caracteriza por la destrucciA?n autoinmune de las cA�lulas beta en el pA?ncreas. AdemA?s, podrA�a mejorar el diagnA?stico de desA?rdenes autoinmunes y condicionar el desarrollo de medicamentos para diversas enfermedades.

EXCELENCIA EN INVESTIGACIA�N ACADA�MICA

Israel es uno de los paA�ses con mayor concentraciA?n de cientA�ficos por habitante (145 por 10.000), de ellos uno de cada tres estA? especializado en Ciencias de la Vida. Este ratio per cA?pita es el mA?s alto del mundo. La industria israelA� en biomedicina ha experimentado un fuerte crecimiento en los A?ltimos aA�os, destacando en el mercado del cuidado de la salud.

Pero esto no es gratuito ni fruto de la casualidad, sino del tesA?n y del buen hacer. Porque la industria de Ciencias de la Vida de Israel es innovadora por la excelencia en la formaciA?n e investigaciA?n acadA�mica, sin olvidar el apoyo del Gobierno a��de cualquier signo que sea- y el aumento de la disponibilidad de fondos. AsA� las Oficinas de Transferencia de BiotecnologA�a juegan un destacado papel en este sector industrial, en el Registro de Patentes, creaciA?n de nuevas empresas y acuerdos de licencias para los proyectos surgidos en los ocho campus universitarios israelA�es que llevan a cabo trabajos de investigaciA?n en cualquier disciplina. Todo ello conforma una red de agentes cualificados que cosechan, aA�o a aA�o, grandes A�xitos comerciales en todo el mundo.

Este evento cientA�fico es, sin duda, una magnA�fica oportunidad para que EspaA�a pueda participar en ese ecosistema de A�xitos, donde ademA?s de profundizar en el intercambio de informaciA?n existe la posibilidad de generar contactos como base de futuras relaciones para aprovechar la experiencia israelA� y mostrar un valor aA�adido a las empresas espaA�olas especializadas en esta A?rea. Por otra parte, el acercamiento de los fondos de inversiA?n espaA�oles a este ecosistema cobra, cada vez, mA?s fuerza. Ya hay fondos espaA�oles trabajando con fondos de origen israelA�. Es una herramienta clave para atraer nueva inversiA?n a EspaA�a como para encontrar allA� oportunidades de inversiA?n. 

Etiquetas

Noticias relacionadas

Escrito por Redacción Biotech Magazine el 1 noviembre, 2016 en Reportajes

Cerca de medio centenar de fondos de inversiA?n acudieron a biospain 2016

Escrito por Redacción Biotech Magazine el 1 noviembre, 2016 en Reportajes

Israel: la clave del A�xito estA? en laI+D y la capacidad de adaptaciA?n

Comentarios

No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Debes haber iniciado sesión para comentar una noticia.